EL PROGRAMA DE DESARROLLO AZUCARERO EN VILLA CLARA

Escrito por
(1 Voto)

Inciden en los resultados la incorporación de la ciencia y la técnica, y el fomento de la agricultura de precisión.

La doctora María del Carmen Velazco, delegada del CITMA en Villa Clara, reconoció los aportes de Azcuba al Programa de Desarrollo Azucarero, con el apoyo de la Estación Territorial de Investigaciones de la Caña de Azúcar, al incorporar  tecnologías más limpias y la agricultura de precisión, aspectos que se tuvieron en cuenta a la hora de otorgar a la provincia la sede del acto nacional por el Día de la Ciencia Cubana.

 

Lo anterior trascendió durante el balance de un año de trabajo de la Empresa Azucarera villaclareña, efectuado en el Centro de Capacitación de Santa Clara, al que asistieron directivos de las unidades empresariales de base.

Andrés Durán Fundora, director de esa entidad, precisó que entre  los aspectos positivos de la etapa, se encuentra el cumplimiento de la zafra chica y el incremento del regadío en plantaciones cañeras. 

 

No obstante —dijo—, urge erradicar hechos delictivos, fortalecer el control interno, y que los inspectores del ramo hagan sentir con fuerza las disposiciones establecidas.

También fueron analizadas las causas que motivaron el incumplimiento del plan técnico económico de producción de azúcar crudo en 2016, ante el incremento del tiempo perdido en el proceso fabril y otros problemas relacionados con la eficiencia industrial en casi todas las UEB, con mayor incidencia en los centrales Abel Santamaría, José María Pérez y Perucho Figueredo.

Asimismo, se dieron a conocer las proyecciones de trabajo para este año, encaminadas al perfeccionamiento del sistema de trabajo, el mejoramiento de las condiciones de vida de los azucareros, la aplicación de sistemas de pagos con ingresos acorde a los resultados, y mayores atenciones a las plantaciones.

Otras misiones estarán dirigidas a la chapea y buldoceo de marabú en áreas vacías, el cumplimiento del plan de siembra, priorizar las áreas bajo regadío, garantizar las inversiones, rescatar la disciplina tecnológica, y asegurar el cumplimiento del plan de producción de azúcar crudo y refino.