AGRICULTURA CON ROBOTS MADE IN CUBA

Escrito por
(0 votos)

En la cooperativa ganadera Desembarco del Granma, de Santa Clara, se ven drones sobrevolando los campos de cultivo. ¿De dónde salieron? ¿Quién los usa?

Si a usted le piden implementar tecnología en la agricultura, inmediatamente piensa en una técnica futurista de cultivo, un tractor con aire acondicionado, una cosechadora de arroz con sistema computacional avanzado. Pero nunca en un avión.

 

Drones cubanos

En Cuba, las investigaciones más consolidadas respecto a estos equipos provienen del Grupo de Automatización, Robótica y Percepción de la Facultad de Ingeniería Eléctrica, de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

¿Un avión? Sí. Un avión, y de juguete. O, al menos, eso le parecerá cuando tenga frente a sus ojos ese artefacto de unos dos metros de extensión, hecho de plástico o poliespuma. ¿De dónde salió? ¿Para qué sirve? ¿Quién lo usa? ¿Cómo?

Se trata de un vehículo autónomo o, en términos más comprensibles, un dron. Desde hace varios años, esta tecnología se comercializa en forma de avión, helicóptero, barco... Y ya por entretenimiento, conocimiento o utilidad práctica, despierta intereses en diversas regiones del planeta.

En Cuba se le había visto en noticias sobre sus usos belicistas, o en filmaciones aéreas de videoclips como Tú eres la razón, el popular tema interpretado por Qva Libre, Descemer Bueno y Olga Tañón. Pero no nos referiremos a aplicaciones ni tan lúgubres ni tan musicales. Hablaremos de automática, sensores, códigos y del valor de uso que esos resultados científicos tienen hoy en una cooperativa ganadera de Santa Clara. 

Del aire al agua, al aire…

La cuestión no está en comprar, desem­pacar y ensamblar el avión de miniatura, sino en los sistemas computacionales que requiere y las aplicaciones resultantes de esos códigos. Hasta ahora, en nuestro país, las investigaciones más consolidadas respecto a estos equipos provienen del Grupo de Automatización, Robótica y Percepción de la Facultad de Ingeniería Eléctrica, de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. «Con más de 20 años de experiencia, el grupo de robótica de la FIE mantiene una composición diversa de estudiantes y profesores, todos de suma utilidad para nuestras investigaciones», comenta el doctor Luis Hernández Santana. (Foto: Yariel Valdés González)

El programa con vehículos autónomos comenzó a principios de los años 2000, por un proyecto de investigación vinculado a la Universidad Politécnica de Madrid. El grupo trabajó entonces con un helicóptero, hasta que el Centro de Investigación y Desarrollo Naval (CIDNAV), de la Unión de Industrias Militares de Cuba, le propuso incursionar en robots subacuáticos. 

«El componente sensorial es trascendental para esta tecnología. El sistema tiene que ubicarse, reconocer dónde está, para obtener datos que le permitan tomar decisiones automáticas. O sea, las herramientas principales, los sensores, la concepción del hardware y el software son básicamente lo mismo, así que aceptamos y, por un tiempo, dejamos a un lado los vehículos aéreos para concentrarnos en los submarinos», comenta el jefe del proyecto, el Dr. Luis Hernández Santana.

«Ese ha sido el trabajo más consolidado de nuestro grupo, devino en una tesis doctoral, y fue reconocido con un Premio al Resultado de Mayor Aporte a la Defensa del País del Ministerio de Educación Superior, Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba y múltiples publicaciones internacionales. Con este producto quedaron resueltos la ingeniería del vehículo, la arquitectura de sus software y hardware y el control automático», agrega.

Administrador

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book.

yoursitename.com/